Residencia Escolar
Ana María Martínez Urrutia

A+ A A-

Historia

Historia Ana Mª Martínez Urrutia

El Centro entró en servicio al inicio del curso 1989/90 y fue inaugurado oficialmente el 19 de enero de 1990 por el entonces Consejero de Educación, D. Antonio Pascual Acosta.

La génesis de esta Residencia proviene de la transformación de los internados que existían en la capital, de una parte en el I.F.P. "Alhamilla" y de otra el I.F.P. "Almeraya" (Escuela de Hostelería), dos internados que atendían únicamente a los jóvenes (sólo varones) procedentes, fundamentalmente, de la provincia que realizaban sus estudios en diferentes ramas de Formación Profesional en estos Centros.

Aunque la Residencia comenzó a prestar servicio como tal el día 22 de octubre de 1989 y en sus inicios nace totalmente adscrita en su funcionamiento al I.F.P. "Almeraya", posteriormente se le va dotando de instalaciones propias, tales como cocina, comedor y almacenes, para de esta manera, alcanzar un funcionamiento totalmente autónomo e independiente, lo cual se consigue a partir del curso 93/94.

Careciendo de nombre oficial propio, y al producirse la pérdida irreparable de la gran pedagoga e Inspectora de Educación, Doña Ana María Martínez Urrutia y considerando tanto su vinculación personal a este Centro como sus emblemáticos y grandes valores personales, nuestro Consejo de Residencia, en la sesión mantenida el día 18 de Abril de 1997 acordó solicitar se le asignara su nombre a esta Residencia dando traslado a instancias superiores, siendo aprobado y publicado en el B.O.J.A. núm. 48 (Según Orden de 31 de Octubre de 1997).

volver arriba

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

PROTECCION DE DATOS. En la página web de la residencia se incluyen datos e imágenes de personal y alumnos y alumnas del centro en momentos distintos de su actividad en el mismo. En todos los casos se cuenta con el consentimiento previo e informado del personal y del alumnado, si éste es mayor de 14 años, o del padre, la madre o representante legal si no se alcanza esa edad. El criterio seguido para prestar consentimiento en el tratamiento de imágenes es el establecido en la Memoria 2000 de la Agencia de Protección de Datos, en base a lo dispuesto en el artículo 162.1º del Código Civil que exceptúa de la representación legal del titular de la patria potestad a “los actos referidos a derechos de la personalidad otros que el hijo, de acuerdo con las leyes con sus condiciones de madurez, pueda realizar por sí mismo”. En todo caso, si alguna persona no está de acuerdo con la publicación de datos o imágenes, puede solicitar su retirada escribiendo un correo electrónico a la dirección del centro.