Residencia Escolar
Ana María Martínez Urrutia

A+ A A-

Junta de delegados

El alumnado residente de cada grupo elige durante el primer mes del curso escolar, un delegado o delegada del mismo, así como un subdelegado o subdelegada, que sustituirá a la persona que ejerce la delegación en caso de vacante, ausencia o enfermedad. Las funciones de los delegados y delegadas de grupo serán las siguientes:

Funciones de los/as delegados/as de grupo

-Colaborar con la educadora tutora y con el resto del personal para el buen funcionamiento del grupo.

-Trasladar a la educadora tutora las necesidades e inquietudes que afecten al colectivo al que representa

-Llevar propuestas y sugerencias a la Junta de delegados

Junta de delegados/as y el/la delegado/a de centro

La Junta de delegados y delegadas del alumnado residente estará integrada por todos los delegados y delegadas de grupo, así como por los representantes del alumnado en el Consejo de Residencia del centro que eligen durante el primer mes del curso  escolar, un delegado o delegada del centro que presidirá la Junta. Actualmente el delegado de centro es Rubén García Morillas.

La Junta de delegados celebara reuniones en la biblioteca del centro y tiene a su disposición los medios necesarios para el cumplimiento de sus funciones, entre ellos, un ordenador con impresora.

Funciones de la Junta de Delegados

-Colaborar con el equipo directivo y con el resto del personal para el buen funcionamiento del centro.

-Colaborar con la jefatura de actividades en la programación y desarrollo de las actividades complementarias y de ocio.

-Trasladar al director las necesidades e inquietudes que afecten al alumnado, aportando propuestas a fin de mejorar los servicios que se prestan en la residencia.

volver arriba

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

PROTECCION DE DATOS. En la página web de la residencia se incluyen datos e imágenes de personal y alumnos y alumnas del centro en momentos distintos de su actividad en el mismo. En todos los casos se cuenta con el consentimiento previo e informado del personal y del alumnado, si éste es mayor de 14 años, o del padre, la madre o representante legal si no se alcanza esa edad. El criterio seguido para prestar consentimiento en el tratamiento de imágenes es el establecido en la Memoria 2000 de la Agencia de Protección de Datos, en base a lo dispuesto en el artículo 162.1º del Código Civil que exceptúa de la representación legal del titular de la patria potestad a “los actos referidos a derechos de la personalidad otros que el hijo, de acuerdo con las leyes con sus condiciones de madurez, pueda realizar por sí mismo”. En todo caso, si alguna persona no está de acuerdo con la publicación de datos o imágenes, puede solicitar su retirada escribiendo un correo electrónico a la dirección del centro.