Residencia Escolar
Ana María Martínez Urrutia

A+ A A-

LINEAS GENERALES DE ACTUACIÓN PEDAGOGICA

Las residencias han pasado de desempeñar exclusivamente una función compensadora e integradora, puesto que hasta ahora habían facilitado el acceso a estudios obligatorios y postobligatorios al alumnado que, por cuestiones socioeconómicas, por pertenecer a núcleos de población rural diseminados, o por cualquier otra circunstancia familiar, tenía difícil la continuidad en dichos estudios, a realizar funciones que favorecen la igualdad de oportunidades y la equidad en la educación, al posibilitar la atención de aquel alumnado que tiene dificultades para acceder a los distintos niveles educativos, por carecer de esa oferta educativa en su lugar de origen.

Por ello las líneas de actuación pedagógica deben ser el referente que oriente la práctica docente y las decisiones del centro, y estar encaminadas a la consecución del éxito escolar del alumnado, a proporcionar la mejor atención educativa y a velar por el interés general. El principio básico en el que se fundamentan es el desarrollo de la personalidad en libertad, la asunción de una conducta responsable y el respeto a los demás y están sustentadas necesariamente en los valores y principios que preconiza la Constitución Española, la Ley Orgánica de Educación, y la Ley de Educación de Andalucía.

La Residencia asume como propios los principios de dignidad, libertad, igualdad, equidad y participación, que van a inspirar toda la actividad pedagógica desarrollada en el centro que estará orientada al pleno desarrollo de la personalidad del alumnado en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales. Queremos para nuestros alumnos/as una formación:

 

LA FORMACION QUE QUEREMOS PARA NUESTROS ALUMNOS

 -De calidad para todo el alumnado, adecuada a la diversidad de aptitudes, intereses, expectativas y necesidades del alumnado, así como a los cambios que experimentan el alumnado y la sociedad

-Basada en la equidad garante de la igualdad de oportunidades y la no discriminación, y como elemento compensador de las desigualdades personales, culturales, económicas y sociales.

-Transmisora de valores que favorezcan la libertad personal, la responsabilidad, la ciudadanía democrática, la solidaridad, la tolerancia, la igualdad, el respeto y la justicia, y que ayuden a superar cualquier tipo de discriminación

-Concebida como un aprendizaje permanente, que se desarrolla a lo largo de toda la vida, en busca del pleno desarrollo de la personalidad y capacidades del alumnado, que potencie y valore el esfuerzo personal, la responsabilidad individual y su motivación, y que estimule la creatividad, la iniciativa personal y el espíritu emprendedor

-Que contemple la orientación educativa y profesional de los estudiantes como medio necesario para el logro de una formación personalizada, que propicie una educación integral en conocimientos, destrezas y valores

-Que sepa aunar el esfuerzo compartido por alumnado, familias, profesorado, instituciones, administración y el conjunto de la sociedad.

-Que potencie la participación de la comunidad educativa en la organización, gobierno y funcionamiento del centro docente.

-Que persiga la prevención de conflictos y la resolución pacífica de los mismos, así como la no violencia en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social

-Que respete los derechos y libertades fundamentales, que busque el desarrollo de la igualdad de derechos y oportunidades y el fomento de la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, y la no discriminación de las personas con discapacidad

-Que sepa formar para la paz, el respeto a los derechos humanos, la vida en común, la cohesión social, la cooperación y solidaridad entre los pueblos así como la adquisición de valores que propicien el respeto hacia los seres vivos y el medio ambiente.

-Que estimule la adquisición de hábitos intelectuales y técnicas de trabajo, de conocimientos científicos, técnicos, humanísticos, históricos y artísticos, así como el desarrollo de hábitos saludables, el ejercicio físico y el deporte.

-Que incluya la realización de actividades educativas complementarias que proporcionen a los alumnos y alumnas una visión de la realidad más amplia que la que habitualmente tienen; y de actividades recreativas y de ocio que favorezcan hábitos y actitudes de vida sana en nuestro alumnado y sus familias.

-Estas líneas generales de actuación pedagógica han de ser contempladas como el referente de la vida del centro, definen su idiosincrasia y sus rasgos distintivos. Pero en nuestro quehacer diario hemos de hacerlas posibles con compromisos aceptados:

 

 COMPROMISOS DEL CENTRO

-Combatir las actitudes y comportamientos autoritarios y antidemocráticos en las relaciones interpersonales, reconociendo y alentando el ejercicio del derecho a participar activamente en la toma de decisiones orientadas al bien común. A tal fin, el centro adopta un modelo educativo de funcionamiento basado en la distribución y aceptación de responsabilidades y en la toma de decisiones consensuadas, aceptadas y asumidas

-Atender, a través del tratamiento personalizado las necesidades educativas propias de la diversidad, con objeto de normalizar los desequilibrios y descompensaciones de origen físico, psíquico, social o geográfico.

-Apostar por el respeto y el reconocimiento de la dignidad entre las personas, valorando las cualidades, desde el conocimiento y aceptación de sí mismo, hasta el rechazo de determinadas conductas sociales inaceptables; considerando necesaria la corrección mediante las oportunas medidas disciplinares de aquellas conductas y actitudes que perturben o impidan una convivencia pacífica y respetuosa

-Manifestar por ello nuestro rechazo a cualquier forma de discriminación, exclusión o coacción; a atentar contra la libertad, la conciencia y la dignidad de los demás, al egoísmo y al individualismo. Respetaremos los signos de identidad como recursos para tratar de conseguir una total integración y aceptación del alumnado en los grupos, no sólo escolar sino familiar, de barrio, de localidad, de amistad, de diversión y ocio, etc.

-Considerar como imprescindible y necesaria, a todos los niveles, la práctica de hábitos de comportamiento cívicos y éticos a través del conocimiento y el cumplimiento de las normas elementales que se establecen el nuestro Plan de convivencia. Nuestra comunidad escolar ha de ser ejemplo claro de difusión de actitudes pacificas, solidarias y no excluyentes. La autoridad moral del centro y de su profesorado está basada en su actitud de ayuda y de orientación, de relación afable, de conexión con los problemas, necesidades, expectativas y preocupaciones del alumnado, reclamando para sí el respeto y reconocimiento de los demás sectores sociales.

-Proclamamos el respeto a la libertad de conciencia y a la tolerancia de esta institución escolar, frente a cualquier intencionalidad o intento de utilización con fines no contemplados en este Proyecto Educativo.

-El personal docente se coordinará con los centros docentes donde esté escolarizado el alumnado residente, con  objeto  de  realizar  un  adecuado  seguimiento  de  su  evolución  escolar  intercambiando la información pertinente sobre los resultados de la evaluación del alumnado residente y sobre las medidas de apoyo que se consideren más adecuadas para su aplicación en la residencia. Los/as educadores/as de actividades formativas y de ocio son pieza clave en la formación de nuestro alumnado:

 

  LA PRÁCTICA DEL EQUIPO DOCENTE

 -La  atención  y  la  custodia  del  alumnado  residente  en las horas de permanencia de éste en la residencia en todas las actividades  programadas  o  en  las  necesidades  derivadas  de su estancia, en cumplimiento de las obligaciones establecidas y dentro del horario aprobado por el Consejo de Residencia, incluido, en su caso, el horario nocturno.

-La  tutoría  del  alumnado  residente,  la  dirección  y  la orientación de su aprendizaje y el apoyo en sus actividades en la residencia, en colaboración con las familias.

-La atención al desarrollo intelectual, afectivo, psicomotriz, social y moral del alumnado residente.

-La promoción, organización y participación en las actividades  complementarias,  dentro  o  fuera  de  la  residencia, programadas por la misma.

-La información periódica a las familias sobre la evolución personal y educativa de sus hijos e hijas en la residencia, así como la orientación para su cooperación en la misma.

-La organización y desarrollo de las actividades de estudio y de ocio del alumnado residente.

volver arriba

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

PROTECCION DE DATOS. En la página web de la residencia se incluyen datos e imágenes de personal y alumnos y alumnas del centro en momentos distintos de su actividad en el mismo. En todos los casos se cuenta con el consentimiento previo e informado del personal y del alumnado, si éste es mayor de 14 años, o del padre, la madre o representante legal si no se alcanza esa edad. El criterio seguido para prestar consentimiento en el tratamiento de imágenes es el establecido en la Memoria 2000 de la Agencia de Protección de Datos, en base a lo dispuesto en el artículo 162.1º del Código Civil que exceptúa de la representación legal del titular de la patria potestad a “los actos referidos a derechos de la personalidad otros que el hijo, de acuerdo con las leyes con sus condiciones de madurez, pueda realizar por sí mismo”. En todo caso, si alguna persona no está de acuerdo con la publicación de datos o imágenes, puede solicitar su retirada escribiendo un correo electrónico a la dirección del centro.