Residencia Escolar
Ana María Martínez Urrutia

A+ A A-

COMPROMISOS DEL ALUMNADO

 Asistir regularmente al IES en que están escolarizados y a las actividades de estudio de la residencia.

Respetar la autoridad y las orientaciones del personal de la residencia, en especial las emanadas del personal docente.

Respetar la libertad de conciencia, las convicciones religiosas y morales y la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa, así como la igualdad entre hombres y mujeres.

Respetar las normas de organización, convivencia y disciplina de la residencia. Los alumnos, o los padres y tutores en caso de menores de edad, responderán de los daños y perjuicios ocasionados a terceros.

Utilizar adecuadamente las instalaciones y los recursos materiales de la residencia, contribuyendo a su conservación y mantenimiento. Los alumnos responderán individual o solidariamente de los desperfectos y roturas de los que sean responsables, tanto en las zonas comunes como en las habitaciones.

Custodiar sus pertenencias y objetos de valor. La residencia no responde de sustracciones que se produzcan a causa de negligencias u omisiones de vigilancia de los propietarios.

Participar en la vida de la residencia, en especial en las actividades organizadas por la misma y fomentar el compañerismo y la amistad.

Llevar a cabo prácticas saludables absteniéndose de fumar y consumir bebidas alcohólicas en todo el recinto escolar.

Contribuir a hacer efectivas las medidas de seguridad puestas en marcha en el centro no realizando conductas que pongan en peligro al resto del alumnado o al personal de la residencia.

No introducir en la residencia estupefacientes, alcohol u otras sustancias prohibidas por las normas en vigor.

 

 

 

volver arriba

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

PROTECCION DE DATOS. En la página web de la residencia se incluyen datos e imágenes de personal y alumnos y alumnas del centro en momentos distintos de su actividad en el mismo. En todos los casos se cuenta con el consentimiento previo e informado del personal y del alumnado, si éste es mayor de 14 años, o del padre, la madre o representante legal si no se alcanza esa edad. El criterio seguido para prestar consentimiento en el tratamiento de imágenes es el establecido en la Memoria 2000 de la Agencia de Protección de Datos, en base a lo dispuesto en el artículo 162.1º del Código Civil que exceptúa de la representación legal del titular de la patria potestad a “los actos referidos a derechos de la personalidad otros que el hijo, de acuerdo con las leyes con sus condiciones de madurez, pueda realizar por sí mismo”. En todo caso, si alguna persona no está de acuerdo con la publicación de datos o imágenes, puede solicitar su retirada escribiendo un correo electrónico a la dirección del centro.